NOSOTROS PODEMOS, YO PUEDO

Feb 04, 2017

Este sábado es el Día Mundial del Cáncer, segunda causa de muerte en el Uruguay, representando un 23,8% del total. Este año se destaca la actividad física en la lucha mundial contra el cáncer.

Cifras de la Comisión Honoraria de Lucha Contra el Cáncer muestran que los tipos de cánceres con mayor incidencia en el sexo femenino son: mama, colo-recto y cuello de útero, y para el sexo masculino: próstata, pulmón y colo-recto. En cuanto a la mortalidad en mujeres, las tres principales causas corresponden al cáncer de mama, colo-recto y pulmón, y para el hombre son cáncer de pulmón, próstata y colo-recto

La Comisión Honoraria de Lucha Contra el Cáncer, como miembro de la UICC (Unión Internacional Contra el Cáncer), al igual que en años anteriores, adhiere a la celebración de este día. Bajo el lema “NOSOTROS PODEMOS, YO PUEDO” se plantea la importancia de trabajar juntos desde la formulación de estrategias y políticas de control del cáncer hasta lo que cada persona, en el marco de su familia y comunidad puede hacer para la prevención y el diagnóstico oportuno y el apoyo a los pacientes con cáncer.

Se pronostica a nivel mundial que los casos de cáncer llegarían a 21,7 millones para 2030, actualmente en Uruguay representa la segunda causa de muerte, luego de las enfermedades cardiovasculares.

El Dr. Cary Adams, Director Ejecutivo de la UICC: "Este Día Mundial del Cáncer queremos inspirar a los individuos a desempeñar un papel activo en la lucha contra el cáncer, al estar físicamente activos. Alrededor de un tercio de todos los cánceres se pueden prevenir mediante cambios en el estilo de vida, como el aumento de la actividad física y la conducción de un estilo de vida menos sedentario. Un gran número de personas también encuentran ejercicio para ser de gran beneficio para su bienestar, ya sea durante o después del tratamiento.

Aparte de la prevención, un creciente cuerpo de evidencia demuestra que la actividad física ayuda significativamente a los pacientes de cáncer, no sólo a controlar los efectos secundarios que alteran la vida del tratamiento, como la fatiga, la depresión y el daño cardíaco, sino también a reducir el riesgo de empeoramiento de la enfermedad o recurrencia de la misma.

Con el “Nosotros podemos, Yo Puedo” es posible hacer una diferencia, todos pueden desempeñar un papel crucial en el mantenimiento de su propia salud y bienestar, al ser activos, limitar el consumo de alcohol, evitar el tabaco y los ambientes contaminados con humo de tabaco, además de consumir una alimentación equilibrada y evitar la exposición excesiva a la radiación UV solar, así, todos pueden contribuir a la prevención del Cáncer.