Ni me pregunte!!!

Jun 26, 2017

Más que Columna, apenas un simple Poste de Humor. 143 (Músculos adoloridos de mi cuerpo).

¿Qué?
Ah disculpe Doña Calamidá, ando medio distraído, boleado más que nada. Cansadazo ando mi vieja.
A usté nunca le pasó, de tar tan fatigada de hacer… de hacer lo que tenga que hacer, de tar tan molida, que ve lucecitas que aparecen y desaparecen? Bue, así ando.
Deje, ni me pregunte… Bueno, pregunte, sino se termina acá la Columna mija!!! Ahí va… Deje, ni pregunte!!
La semana pasada me hice el carné de salú.
Ya la mañana arrancó complicada, con el tema que me tuve que levantar a las 6am; totalmente dormido y pa embocar el chorro en un frasquito de acetona… me mié toda la mano, con eso le digo todo. Y después todas las vueltas respectivas hasta llegar al médico; el cual me hizo entrar, me hizo sentarme en su escritorio… en la silla me senté Doña, no sea boluda.
Me senté, el “tordo” se ubicó frente a mí, me miró, vichó mi historia clínica con los resultados de los análisis, me volvió a mirar, se sacó los lentes, se frotó los ojos, me observó de arriba a abajo y me dijo: “amigo, si no le afloja, va a durar poquito eh!!!”. Y yo le pregunté: -Si no le aflojo a qué, Doctor?- Y él me contesta: -A todo!!!-
Ni me voy a poner a detallar lo que decían los análisis, solo puedo decir que de los niveles normales, ni uno cerca. En vez de darme números, los análisis, me dieron frases… Si, frases, del estilo de, por ejemplo: Colesterol: “aaaa bueno…”; Glicemia: “Pah, Calnú un poroto”; Presión: “Valen números Romanos?”, etc etc…
Demás ta decir que me mandó dejar el pucho, el alcohol; aflojarle a las harinas, a los refrescos con gas, a los sin gas, a toda bebida sea cual sea, salvo agua de la canilla. Dejar las grasas, los fritos, los dulces, los fritos dulces, los dulces fritos con grasa, llámese tortas fritas con dulce de leche; comer manzana en vez de esos alfajores a mitad de mañana y a mitad de tarde… y antes de acostarme.
Y después Doña, hacer deporte. Ahí ta el dilema. Conciencia me dijo el Dotor. Tomar conciencia, pregunté en el “Bar el Morrocollo”, no conocían esa marca.
Y fue por eso Doña, que ayer mismo, después de 4 meses, volví al gimnasio, a hacer musculación. Arranqué con la misma rutina que tenía antes, y hasta con el mismo peso… una demencia. La barra que tenía que bajar al pecho, me quedó en la garganta, gracias al Marce que me la sacó, bordó me quedé y agitado.
Intenté hacer abdominales, hice 6 y demoré 10 minutos en intentar levantarme del piso, gracias al Marce que me dio una manito pa ponerme en pié; encaré pa otro aparatejo, que había que ponerle unas pesas, acostarme y levantarlas, me olvidé de ponerle las “pinzas” pa asujetarlas, ergo, se me cayeron un par de pesas en la cara, diga que eran de un kilo y que soy caradura, que sino…
Me fui pa lo aeróbico, iba a hacer bicicleta fija, pero se le había salido la cadena; busqué hacer cinta, había solo tirabuzones y moñas; hice 5 minutos de elíptica y me dieron un par de ataques dignos de epilépsia… pensé que se me salía el corazón, los pulmones me ardían; en un momento vi que mis rodillas sudaban más de lo normal y me acerqué para ver mejor, no era sudor, estaban llorando; mis hombros pedían clemencia y mi vista se nublaba a causa de la catarata de transpiración que bajaba de mi cuero cabelludo.
En el esfuerzo me oriné encima y caí. Luego de recuperarme del desmayo ocasionado, intenté reponerme.
Gracias al Marce por haberme hecho RCP (Resucitación Cardiopulmonar), de eso sería mi mal gusto en la boca cuando me desperté, pero pa que tan los amigos no? Me fui pa las casas, siempre teniendo en cuenta y en mi mente, la recomendación del médico de hacer deporte, por tal cuestión y bien a lo Uruguayo, me prendí pa un fútbol esa misma noche. Graso error. Dolorido como estaba, llegué a la cancha.
A pesar de mi pauperrimo estado físico, no entiendo porqué sigo insistiendo con esto del fobal.
Si bien es sabido y yo mismo lo sé, tengo 2 pies izquierdos pa jugar al fobal, y soy derecho. Le pego a todo lo que se mueve, sea pelota, rival o compañero. Una vez hice un gol, sí. Me vino una globa derechito hacia mí, y así como venía, cerré los ojos y le pegué un puntazo, la pelota tomo un efecto maravilloso y se coló en el palo más lejano, haciendo estéril el esfuerzo del portero, que se estiró cuan largo es!!! Tuve unos segundos de conmoción, de no saber qué estaba pasando; parecía como si fuera mi cumpleaños, todo el mundo me felicitaba, hasta los contrarios!!!
Cuando me dí cuenta que había sido yo, bueno, estuve hasta el final del partido gritando el gol, fueron como 15 minutos. Ta. Anoche no pasó eso, dolorido como estaba intenté correr y me tropecé con la pelota como 4 veces, fui al arco otras tantas solo por el simple hecho de que mis pantorrillas parecían un fuego; mi respiración nunca se normalizó, me ardía al inspirar, sentía que mis piernas no me correspondían con el resto de mi cuerpo y que mi corazón se quería escapar de mi organismo. A los 10 minutos del comienzo del match, ya me estaba encomendando a los dioses para que terminara!!!
Cuando por fin culminó esa tortura, me tiré al piso. Me despertó el canchero, que taba por cerrar el local. Le mandé un msj a la gorda que me calentara un par de bolsas varias de arroz, pa ponerme en diferentes partes del cuerpo; y que me moliera 4 perifar flex en una petaca de William… y si, pa ayudarme a descansar bien. Hecho bolsa terminé. Diga que el carné de salú es cada 2 años… y todo por hacerle caso al Doctor!!! Deje, ni me pregunte…

Salú!!!

Emilio “Pelado” Machado

Facebook: Más que Columna, apenas un simple Poste de Humor

@postedehumor