“Falta mucho?”

Ene 21, 2017

Más que Columna, apenas un simple Poste de Humor. 122 (Uan jander ciento veinti chú)

“Falta mucho?”

Vió Vecina no? Se justifica mi falta de ésta semana… Tengo un bronceado Caribeño que mato eh!!! No Doña Calamidá, no caribeño el jugo, que ése mataba también sí, yo digo el tono de piel que me quedó luego de mis mini vacaciones… No me fui al Caribe no mija!!! Pero qué le pasa Vecina, el aumento de UTE le bajó las “luces” a usted? Ta agarrando menos que político primerizo eh!!! Mire si me via ir a la Isla en cuestión, por favor!!! Con los espacios paradisíacos que tenemos en nuestro país mire si voy a andar yéndome a otro lado, pffff, habrase visto… Con el sueldo que gano mija querida, a gata si me da pa costearme un pasaje en Empresas Bruno e irme pa Playa Verde y a la vuelta, rememoro mis épocas de rebelde juvenil “linyera”, con mochila al hombro, pelo suelto a los 4 vientos (ríase nomás sí), la popular y nunca bien preponderada cantimplora amarrada a la mochila (podría denominarse botella de plástico de litro y medio de agua, juro que era agua), lentes pal sol, paraguas pa la lluvia, pantalón pal frío, short pal calor, y a hacer dedo… Grande épocas!! Hasta Villa Serrana, a 20 km del pueblo, fue lo más lejos que me llevaron, todo un campañón!!! A la vuelta me vine a pata, pasé 4 días con las piernas en alto, si me movía se me acalambraban, pensé que no llegaba más, las patitas como piola… Y sí Vecina, uno cuando es joven hace locuras… bueh, a cualquier edad hace esas cosas, pero como que cuando andas entrando en la juventud, como que el cuerpo te pide ciertas cosas, que cuando creces, decís: “ni en pedo hago esto”, como por ejemplo, caminar 20km solo por el hecho de hacerlo; y más yo, que en ésa época era un gurí regordete, con granos, que no le ganaba a nadie… perdón, rectifico palabras anteriormente escritas, fe de erratas: “en donde dice no le ganaba a nadie, en realidad debe decir no le gano a nadie”, y siendo muy sinceros, también, a la palabra gano, perfectamente puede llevar un tilde en la o, que va en concordancia con los hechos anteriormente expuestos. Y ni le va a ganar. Bueno, pero a qué iba? Aahh si, que me fui pa la playa, con la gurisa chica, los 3 nos fuimos si, la Piti, yo y el celular… Tiene 3 años y ya es adicta, si no se lo doy cuando me lo pide, no es que haga un clásico berrinche de gurí chico, le entra una tipo desesperación que es solo visto en reacciones de drogadictos en un vano intento de rehabilitación. Como un ataque de pánico, que se yo!!! Al principio pensé que era un tipo de llamado de atención, esas “pataletas” comunes; pero el otro día, cuando se lo saqué, porque íbamos a bajar a la costa, y se puso a llorar, se le dieron vuelta los ojos y quedó pálida, ahí me asusté un poquito, se lo devolví, y el solo contacto con el aparatito en cuestión ya fue suficiente como para que volviera en sí. Y mire que hablo que no es un problema solo en criaturas chicas, hablo de gente grande que, por ejemplo, se van pa la playa, están en el mejor momento de la misma, que es en el ocaso, con viento calmo, agua tranquila, calorcito, todos mirando al sol, y varios sacando fotos y subiéndolas al faibu, “posteando”: acá, con uno de los mejores momentos de mi vida. Pero lo tenés ahí atrás al mejor momento!!! Deja el cosito y date vuelta pa disfrutarlo en serio banana!! O sino los porteños que crearon una aplicación pal cel, que cuando se va el sol, en contacto con la arena, el celular arranca a aplaudir… Me re calienta entendés? El tema en cuestión, Doña Calamidá, que mientras mi hijita disfrutaba de los beneficios de la internés, y me rompía la paciencia pa que le comprara una fundita “wáter resist” pal cel, pa poder entrar al agua y no tener que “desconectarse”… En ése sentido, que se yo, la entiendo un poco, es medio embolante, ir al agua, mojarse las patas, volver a la silla, chequear “Facebook” “Instagram”, volver a la orilla, remojarse la cabeza y las rodillas, volver, escribir un “Teewt” que diga: “acá, disfrutando del agüita, vacaciones al fin”, volver a la orilla... Y así mil veces. Bueno mientras ella taba con eso, y cada tanto me “wasapeaba” que tenía hambre, yo me “desenchufé” del mundo en cuestión y renové energía como pa encarar este nuevo añito reluciente, esplendoroso que tamos transitando… Cuanto falta pa fin de año? Necesito Vacaciones!!!

Salú!!!

Emilio “Pelado” Machado

Facebook: Mas que Columna, apenas un simple Poste de Humor

 

@postedehumor